web analytics

De nuevo el movimiento sindical y estudiantil en pleno, el 21S se convocó a marchas, a plantones y a caravanas en toda Colombia. Las centrales sindicales y los movimientos sociales siguen vigentes y con mayor fuerza.

Las principales razones para estas protestas a nivel nacional son:

  • La defensa de la vida
  • La reactivación económica con garantías de derechos
  • El respeto a las instituciones
  • El respeto a la protesta pacífica

Los convocantes tienen en cuenta los múltiples asesinatos cometidos por la policía. Primero fue el de Javier Ordoñez a quien mataron a golpes en un CAI de la ciudad de Bogotá. Este hecho desencadenó múltiples protestas en las que la policía asesinó a por lo menos 12 personas más e hirió a 74.

Recordemos algunas razones del paro del 21 de noviembre de 2019 y comparamos: ( Agencia de Información Laboral, 2019).

  1. Contra la reforma laboral: gremios afines al gobierno han propuesto reducción del salario para los jóvenes, han dicho que estos solo deberían recibir el 75% del mínimo. También proponen salario diferencial por regiones, contratación por horas y eliminación del salario mínimo.
  1. Contra la Reforma pensional: Los organizadores del paro nacional dicen que se podría dar una eliminación de la pensión cómo derecho de los trabajadores.  Además, argumentan que el gobierno quiere convertir a Colpensiones en un fondo privado y que quieren que haya pensiones por debajo del mínimo a través de los BEPS.
  2. Contra el Holding Financiero: La creación de esta entidad eliminaría el control directo del estado sobre los dineros de las empresas financieras estatales, además habría una masacre laboral en esas entidades.
  3. Contra las privatizaciones: El gobierno podría estar pensando privatizar Ecopetrol, ISA, CENIT, electrificadoras regionales y todas las empresas dónde la participación del estado sea inferior al 50%. El tema de la subasta del espectro radioeléctrico también entra en este punto.
  4. Contra la Corrupción: Al año en el país se roban 50 billones de pesos. Algunos ejemplos de la corrupción en el país son: Odebretch con la Ruta del Sol, Navelena, carrusel de la toga, Reficar, Fedegan y la Universidad Distrital.
  5. Contra el tarifazo nacional: Las tarifas de energía se incrementarán hasta en un 35% para los estratos 4,5 y 6 en el país con el fin de beneficiar a Electricaribe.
  6. Contra la reforma tributaria: Esta pretende rebajar los impuestos a las grandes empresas y multinacionales e imponer más tributos a la clase media y a los trabajadores.
  7. Por un salario mínimo: La exigencia será un salarió mínimo que permita tener una vida digna y que cubra la canasta familiar.
  8. Por el cumplimiento de los acuerdos: Se exige que el gobierno nacional cumpla los acuerdos que firmó con Fecode, los trabajadores estatales y los estudiantes. De la misma manera se pide que cumpla los compromisos con el agro y con los indígenas.
  9. Por la defensa de la protesta social: Según los organizadores del paro, el gobierno busca restringir al máximo la protesta social.

Es decir, las razones siguen siendo las mismas palabras más, palabras menos, la lucha sigue vigente.

Siempre se ha dicho por parte del gobierno dice que establecerá el diálogo nacional en una mesa de concertación, que se reunirá con los líderes del paro, que agendara unos encuentros, no se convence que las soluciones deben ser rápidas y efectivas que la gente se está cansando, que Colombia ha despertado, que busca su emancipación de la corrupción, la violencia y el atentado directo e indiscriminado contra los trabajadores contra los que votaron y eligieron, contra el espectáculo de lo que siempre se ha dicho que no permitirá políticas que desfavorezcan a los trabajadores, acusando a Fedesarrollo de ser el responsable de alguna propuesta, y un presidente de Fedesarrollo que la desmiente, ¿será verdad? O ¿será parte del plan? 

Pero surge la pregunta ¿Cuál fue la motivación principal que tuvo el señor Presidente para lanzar  su candidatura?, pregunta que tiene de capciosa como de retórica y un poco de inocencia, lo enviaron allí para mantener el establecimiento, él no es más que un lacayo de todo este tinglado que se convirtió nuestro país después de la independencia, algunas familias que se apoderaron de las riquezas y del poder y empezaron a establecer los gobiernos bajo la cortina de los liberales o conservadores, se inventaron una lucha entre ellos, cayeron las victimas “inocentes” que se comieron el cuento que el enemigo era el azul o el rojo, mientras ellos solo vean, se reían, contaban cada vez más como crecía su fortuna.

Un aspecto importante de las marchas del 21S es la participación masiva, contundente y convincente de los estudiantes, quienes siguen dando ejemplo en sus acciones pacíficas, y en sus manifestaciones con la convicción de que su movimiento no es en vano y esta dando frutos y los seguirá dando.

Aquí viene recordar “Que Vivian los estudiantes, jardín de nuestra alegría, son aves que no se asustan de animal ni policía, y no le asustan las balas, ni el ladrar de la jauría”… que es una parte de una bella letra compuesta por violeta Parra, la compositora chilena, que creía en los ideales de izquierda y recupero el folklore tradicional de Chile  durante las décadas del 60 y parte del 70; esta canción que se hizo muy famosa en la voz de Mercedes Sosa  en 1972 sirvió como una consigna de lucha en las protestas estudiantiles  tan comunes en ese tiempo y en

diversos países de Latinoamérica generalmente contra los gobiernos dictatoriales, el arte se hizo protesta y la protesta se hizo arte.

En Colombia los estudiantes hicieron una marcha en 1954 en contra del gobierno de Gustavo Rojas Pinilla, sufriendo una represión y violencia que dejo al menos 13 muertos en una manifestación en la plaza de Bolívar, después de esto los estudiantes comenzaron a organizarse y a futuro su influencia fue tal que el dictador decidió renunciar en 1957 y dejar su gobierno en manos de una junta militar antes del frente nacional.

Algo de historia que nos permite recordar una época de grandes movimientos sociales y estudiantiles, época de la guerra fría y de las luchas sociales donde los conceptos políticos e ideologías de extrema izquierda y extrema derecha, polarizan las opiniones, y las revoluciones son el objetivo pleno de la lucha social en contra de las dictaduras e injusticias sociales.

Eran las décadas de los 60 y 70, luchas que pedían una reivindicación social. Y dentro de esas voces surgieron los movimientos de música protesta que iban de la mano con esos reclamos de derechos y justicia. “Me gustan los estudiantes, porque son la levadura del pan que saldrá del horno, con toda su sabrosura, para la boca del pobre que come con amargura…” indica otra parte de nuestra citada canción. Las letras de dichas canciones representaban símbolos, expresados con literatura y poesía.

Canción que citamos nuevamente después de 40 o 50 años de protesta, canción tan vigente porque las modas han cambiado, pero las peticiones no, porque los pensamientos han cambiado pero las injusticias, los malos gobiernos y opresiones siguen igual.

Los estudiantes se pronuncian asumen su destino, asumen su papel, reviven una coyuntura vivida hace décadas, pero tan vigente y tan presente, es un problema de ayer y de hoy. Ellos reclaman mayor presupuesto para la educación publica, se abre el debate para controvertir, para exigir mejores condiciones, al parecer habían estado en silencio, esperando atentamente el paso de los acontecimientos.

Los estudiantes están en su legítimo derecho y casi en un auténtico deber de hacer sentir su voz, nos encontramos en una coyuntura que podría ser tan común en este cuatrienio, protestar a un gobierno que genera noticias todos los días que han incomodidad, desacuerdo, Resistencia ante las medidas que se quieren tomar, un gobierno que genera un ambiente de guerra y habla de presupuestos una mayor inversión en una guerra casi creada que a la educación, al futuro del país. La mayoría de los medios de comunicación como suele ocurrir no comprometen su opinión crítica, ni son objetivos.

Volvemos a las palabras de Violeta Parra “Y no le asustan las balas, Ni el ladrar de la jauría Caramba y zamba la cosa, ¡Qué viva la astronomía!, yo digo “y no le asustan los medios, y las conciencias compradas, de un país tan inmenso, tan rico en posibilidades, pero tan pobre en quienes lo gobiernan, lo dirigen e intentan mostrar una falsa realidad.

El 21S simboliza la llama que no estaba apagada sino agazapada, a la espera de que, así como los jóvenes y los estudiantes, los movimientos sindicales y sociales retomen la lucha y no se permitan políticas que atenten contra los trabajadores, que no se aprovechen las circunstancias actuales para generar reformas o decretos que perjudiquen lo que tanto ha costado tener por parte de los trabajadores, lo que se gano en marchas y en la lucha sindical.

Por: Mauricio Hernández Palacios

Referencias

Agencia de Información Laboral, 2019.

www.dinero.com, análisis del paro nacional en Colombia, 2020.

www.bbc.com, paro nacional en Colombia, 2020.

Canción: “Que vivan los estudiantes”, Violeta Parra, 1971.

Visits: 3333

Suscríbase a nuestro Boletín

Unase a nuestra lista de suscriptores para recibir las noticias y novedades de su interés.

Gracias por suscribirse.

Share This